Administración | Cae la cantidad de pymes exportadoras en Argentina
La proporción de empresas industriales exportadoras que venden al exterior es hoy inferior a la registrada en 2004. En los últimos cuatro años las pertenecientes al “núcleo duro exportador” se redujo desde 22% en 2009 hasta el 14% actual.
517
post-template-default,single,single-post,postid-517,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,
Posted by jimoreno in administración

Cae la cantidad de pymes exportadoras en Argentina

La proporción de empresas industriales exportadoras que venden al exterior es hoy inferior a la registrada en 2004. En los últimos cuatro años las pertenecientes al “núcleo duro exportador” se redujo desde 22% en 2009 hasta el 14% actual.

“La apreciación cambiaria está provocando desde 2009 una diminución permanente del número de pymes industriales exportadoras. Así, la proporción de este segmento empresario es hoy inferior a la proporción registrada en 2004. En los últimos cuatro años la proporción de pymes que pertenecen al ‘núcleo duro exportador’ se redujo desde el 22% en 2009 hasta el 14% actual”. Estos datos surgen del último Informe Especial producido por la Fundación Observatorio Pyme (FOP), titulado “Comercio Exterior de las pymes industriales: dificultades y desafíos”.

En este sentido, el informe señala que la disminución del núcleo duro exportador no es uniforme para todos los sectores. Algunos, como el de los Alimentos y Bebidas y el de los Productos de Plástico, han sufrido una mayor crisis, disminuyendo la dimensión de su núcleo exportador desde 28% a 8% y desde 31% a 15%, respectivamente. Otros, como el sector de las Sustancias y Productos Químicos, han resistido mucho mejor.

“La apreciación cambiaria también está provocando una disminución de la apertura exportadora de las pymes industriales que descendió del 22% en 2010 hasta el 18% actual”, añadió el FOP. Sin embargo, a pesar de este desempeño exportador negativo, la balanza comercial de las pymes industriales sigue siendo positiva, como en la mitad de los años 90.

Así, exportan 7% de sus ventas e importan 4%. El dato es importante porque demuestra que las pequeñas y medianas empresas son importantes para el país no sólo por la generación de empleo, sino también por la generación neta de divisas.

Por sector
Según el estudio, los principales sectores industriales pyme que aportan divisas netas al país son: Sustancias y productos químicos; Maquinaria y equipo; Alimentos y bebidas y Autopartes. El superávit del comercio externo de estos sectores representa respectivamente 11%, 9%, 5% y 4% de sus ventas. En otro orden, continúa el FOP, la balanza comercial más deficitaria es la del macrosector Textil, prendas de vestir y calzado de cuero. Le sigue el sector de Papel, edición e impresión. El déficit comercial externo de estos sectores representa respectivamente 5% y 3% de sus ventas.

Otro dato que se desprende del informe es la existencia de una relación positiva entre la competitividad internacional de las pymes industriales y el grado de desarrollo organizativo interno (profesionalización de la gestión). “Cuanto mejor internamente organizada la empresa, más alto su grado de competitividad”, puntualiza.

Además, los sectores mejor organizados y más profesionalizados de la industria pyme son: Sustancias y productos químicos; Maquinaria y equipo; Aparatos eléctricos, electrónicos e instrumentos de precisión. “El sector de Autopartes tiene una mejor organización interna y de gestión que el sector Alimentos y bebidas, pero su competitividad internacional no es alta debido a la falta de una coherente integración industrial con las casas automotrices”, asegura el FOP.

Según el informe, un “shock de profesionalización y organización” de la gestión empresarial en el sector Textil, prendas de vestir, productos de cuero y calzado y en el sector de Alimentos y bebidas, podría aumentar la generación neta de divisas para el país.

Qué se puede hacer
La Fundación asegura en su informe que para disminuir la incidencia negativa de la actual tendencia a la apreciación cambiaria hace falta: disminuir las retenciones a las exportaciones industriales; agilizar los plazos de devolución de los reintegros fiscales y draw-back; rediseñar y flexibilizar el régimen de admisión temporaria; lanzar una decidida política fiscal de incentivo al incremento de productividad, desgravando de manera permanente la reinversión de utilidades de las pymes aplicada a la modernización tecnológica; y por último implementar un plan de metas de inflación acordado con sindicatos y empresarios, para evitar que la inflación agrave la apreciación cambiaria.

Fuente: comercio y justicia

Ingresar un comentario

happy wheels