Administración | Consumidores sofisticados impulsan a emprendedores
Según un estudio realizado por el Prodem, en sociedades con compradores más refinados hay más probabilidades que florezcan emprendimientos basados en la innovación. Argentina, en este sentido, se caracteriza por tener una demanda más “exquisita”.
465
post-template-default,single,single-post,postid-465,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by jimoreno in Sin categoría

Consumidores sofisticados impulsan a emprendedores

Según un estudio realizado por el Prodem, en sociedades con compradores más refinados hay más probabilidades que florezcan emprendimientos basados en la innovación. Argentina, en este sentido, se caracteriza por tener una demanda más “exquisita”.

Varios países de la región de América Latina están en el camino que conduce hacia un mejor ambiente emprendedor. En este sentido, según un índice elaborado por Prodem (programa pionero en investigación sobre este desarrollo emprendedor vinculado con la Universidad Nacional de General Sarmiento), los puntos fuertes de Argentina son la demanda sofisticada, las condiciones culturales, el capital social y la educación.

El país acompaña una tendencia que se manifiesta en varios lugares de América Latina donde el crecimiento económico trajo aparejada una mejora en las condiciones de la demanda. De esta forma, el dinamismo del mercado influye en el surgimiento de oportunidades.

“En sociedades con compradores más sofisticados es más probable que florezcan los emprendimientos basados en la innovación o la diferenciación que en aquellas otras en las que la búsqueda de precios bajos manda”, señala el estudio que fue presentado por Hugo Kantis, director del Prodem.

Una clase media fuerte es clave en este sentido, así como en la existencia de capital social, la capacidad de los emprendedores de armar redes de contactos para dar impulso a su proyecto. “El capital social fluye en Argentina porque hay históricamente más clase media”, señala Kantis.

El informe destaca, además, que las redes cumplen un papel muy importante a lo largo del proceso emprendedor. Por ejemplo, ayudan a circular la información y el conocimiento no codificado que es necesario para modelar los negocios. Permiten al emprendedor acceder a ciertos apoyos, como por ejemplo, una oficina prestada por un amigo o servicios prestados por un amigo a menor costo. La cultura es otra de las fortalezas de Argentina para el surgimiento de emprendedores dinámicos. Interviene, por ejemplo, por medio del grado de valoración social de los emprendedores y su status en la comunidad.

“En países como Argentina, Brasil y Chile más de la mitad de los nuevos emprendimientos tienen modelos empresarios inspiradores. Una década atrás, una investigación del BID indicaba que apenas una tercera parte de los emprendedores reconocían el papel de los modelos de rol como fuente de motivación”, indica el estudio.

Temas para resolver
Las posibilidades de acceder a financiamiento y la plataforma de ciencia y tecnología para la innovación son los dos aspectos en los que el país se encuentra “más flojo”, según los investigadores del Prodem.

En cuanto al financiamiento, que tiene en general poco desarrollo en la región, en los últimos años varios emprendedores que tuvieron éxito en sus proyectos empiezan a desempeñarse como inversores. Se menciona los casos de los argentinos Hernán Kazah y Nicolás Szekasy, socios en MercadoLibre, quienes dieron vida a uno de los fondos más activos de la región, y los de Andy Freire y Santiago Bilinkis, de Officenet.

“En América Latina hay avances en cultura emprendedora, la demanda se extendió de la mano del crecimiento, los programas de gobierno se multiplicaron pero todavía es necesario ensanchar el espacio de oportunidades”, señaló Kantis.

Fuente:comercio y justicia

Ingresar un comentario

happy wheels