Administración | Leadaki quiere conseguir más ventas para las pymes
Se trata de una plataforma argentina que genera leads para empresas. Sus objetivos: encontrar los clientes adecuados; maximizar la tasa de conversión después del clic; y pasar los contactos a ventas.
422
post-template-default,single,single-post,postid-422,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by jimoreno in administración

Leadaki quiere conseguir más ventas para las pymes

Se trata de una plataforma argentina que genera leads para empresas. Sus objetivos: encontrar los clientes adecuados; maximizar la tasa de conversión después del clic; y pasar los contactos a ventas.

Junto con grandes referentes tecnológicos como Telefónica, Hibu o Dridco, una startup levanta el perfil y se suma como uno de los cinco socios premium de Google AdWords para pymes. Se trata de la argentina Leadaki, plataforma de generación de leads para empresas liderada por expertos y referentes en la industria digital como Andrés Snitcofsky, Mariano Yepes (ex MercadoLibre) y Joaquín Viramonte.

“Hasta el momento invertimos unos US$50 mil de fondos propios y generamos más de 50 clientes de pago mensuales, con un ticket promedio bastante alto. Ahora llegó el momento de buscar inversión para mejorar el producto y escalar regionalmente”, señala Snitcofsky, director General, quien además relata que el negocio tomó forma en 2013, luego de aplicar y ganar Buenos Aires Emprende (BA Emprende) con el objetivo de focalizar en segmentos medios que necesitan adecuado asesoramiento para la adquisición de clientes por Internet.

Snitcofsky señala que entre éstos existe todo tipo de empresas, sin embargo el ticket promedio de este segmento lo alcanzan compañías vinculadas con el real estate, las propiedades, las concesionarias de autos, educación y turismo, entre otros.

Las etapas del asesoramiento
Ese tipo de clientes de inversión mediana -según el director de Leadaki- necesita asesoramiento en tres momentos clave de las campañas online.

“Dividimos el proceso en tres partes: encontrar a los clientes adecuados -una campaña bien dirigida al target-; maximizar la tasa de conversión después del clic -es decir, de cada 100 leads que uno compra, cómo hacer para que rindan lo máximo posible y generen la mayor cantidad de contactos o conversiones-; y el tercer momento, cómo pasar de un contacto a una venta -para eso tenemos un pequeño CRM que ayuda a hacer este paso y organizar los contactos entrantes, derivarlos, entender qué fue lo que hizo cada persona cuando llegó al sitio, cómo llegó, etcétera”, aclara.

Es común que las empresas sigan este recorrido pero descuiden alguna parte del proceso. “Hay muchas empresas que arman buenas campañas pero muchas se olvidan del segundo momento, el de la conversión. Si se mejora 20% la tasa de ésta, eso va automáticamente al retorno de inversión, es tan importante trabajar en la conversión como en el campaña”, resume.

En este sentido, el análisis de cada pieza es fundamental para el cumplimiento de los objetivos: “Al cliente que no tiene una página bien armada, por ejemplo, le diseñamos una landing page específicamente para conseguir una tasa de conversión alta; de lo contrario es construir una campaña dirigida desde el comienzo a un lugar que no le brindará el mayor rendimiento posible por cada peso invertido” indica.

Snitcofsky señala asimismo que muchas pymes ya tienen una página armada y quieren ponerla en funcionamiento por diversos motivos. Para esos casos, diseñaron una herramienta que optimiza la conversión.

“La alternativa es pegar un script (analytics) en el sitio que mejora la conversión. ¿Cómo? Tenemos un chat automático que se dispara cada vez que entra un visitante al sitio y su función es tomar los datos de una persona; una vez que los tiene, descubrimos la forma de disparar un píxel de conversión que nos permite retroalimentar la campaña desde el chat. Al encargarnos de los tres momentos de la campaña tenemos mucha información para retroalimentarla y optimizarla lo mejor posible”, puntualiza.

En lo que se refiere a la compañía, para el resto de 2014 el foco es escalar en Latinoamérica sobre todo en el segmento de concesionarias de automóviles: “Nuestra propuesta ha captado muy bien las necesidades de la industria automotriz, de hecho hemos diseñado productos específicos para autos. Hoy tenemos un gestor de stock de autos usados que permite automáticamente integrar el stock de un concesionario, por ejemplo, con el sitio y con la campaña, algo muy efectivo para este mercado”, subraya.
Por lo demás, Chile, Colombia y México son la mira inmediata de la compañía. “La inversión que consigamos servirá para llegar a estos países. Brasil, por ahora, quedará para un segundo momento”, comenta.

Fuente: comercio y justicia

Ingresar un comentario

happy wheels